La Corregidora, a woman behind the Mexican War of Independence

 

Doña
Josefa Ortiz de Domínguez
María Josefa Ortiz.png

La Corregidora or Josefa Ortiz de Domínguez, María Josefa Crescencia Ortiz Téllez- Girón, popularly known as Doña Josefa Ortiz de Domínguez (April 19, 1773 – March 2, 1829) was an insurgent and supporter of the Mexican War of Independence, which fought for independence against Spain, in the early 19th century. She was married to Miguel Dominguez, corregidor of the city of Querétaro, hence her nickname.

More about La Corregidora: http://lacorregidoradominguez.wordpress.com

 

Poemas sobre las mujeres y la independencia/ Poems about women and independence

Abajo pueden leer una selección de poemas escritos por unos escritores de América Latina, España y el Reino Unido. El tema de los poemas es ‘Las Mujeres y la Independencia en América Latina’.  Les agradecemos mucho su colaboración con nuestro  proyecto y sus maravillosos poemas.

Below you can read a selection of poems written by writers from Latin America, Spain and the United Kingdom.  The subject of the poems is ‘Women and Independence in Latin America’. We are very thankful to them for their collaboration with our project and for their wonderful poems.

Mujer Latina (A las que lucharon y luchan por nuestra libertad)

(Joel Linares Moreno)

En cada surco de tu epidermis ajada y tosca
se acurrucan las luchas…
Luchas eternas de vida manifiesta,
luchas de historias inconclusas.
En tu piel latina… fuerte,

se escribe el relato de la tierra

que recibió el sudor y la sangre

de tus manos y tus dolores.
Tus entrañas regalaron
Rio en la selva, nieve en los Andes,
sequía en Atacama, fuego en el volcan dormido,
sombra en el Caribe, en el desierto, en el llano.
El alimento del soldado
que se inmoló en los campos yermos,
nació de tu entrega
en el fogón y en el catre.
Tu esperanza curtida
por la braza y los años,
espera aún paciente
por el nuevo mundo imprescindible.
Empuñas sables y cucharas
abrazas niños y moribundos,
Invisible te hicieron, los que escriben,
con algunos destellos de rabia,
Presentes te sintieron, los que pelean eternamente

en las victorias del pueblo tierno, descalzo,

en la mirada del final de tus alientos,
se divisa la utopía,
y tus labios deseados, ahora secos

sellaran tu epitafio en un grito:

¡LIBERTAD!

América Mía

(Jaime Magnan Alabarce)

América,

pronuncio tu nombre de mujer

que sabe a dulce amargo,

alimentado por el simiente de tu piel,

recordándome tu hazaña olvidada…

América, hermana mía…

Tejiste con tus manos libertad,

recogiendo el fruto de esta tierra,

invocando sabiduría en sentidas oblaciones

a durmientes antepasados.

América, madre mía…

Tendiste tu mano, ofreciste consuelo

en horas amargas de acariciada utopía,

remendando sueños de próceres y caudillos

que enarbolaron banderas de nuevas naciones.

América, señora mía…

Alimentaste al libertario con tortillas y guayabas,

saciaste la sed del moribundo, en los campos de batalla,

levantaste al caído, ofreciendo el bastón de tu entereza.

Enjugaste las lágrimas de la derrota con la dulzura de tu voz.

América, abuela mía…

En cada mujer violentada de este continente,

 derramas la lluvia del sol herido de los incas

y buscas rastros de niños cautivos

ovillando telares perdidos, en todos los tiempos.

América, mujer mía…

Zurciste las alas del cóndor con plumas de emancipación

para que su vuelo fuese más alto…

Y quedaste en tierra contemplando su hidalguía

¡Hace tanto tiempo tu silencio!

América, compañera mía…

Hoy, desconoces el oro y el cobre

Pero tu entrañable esencia es un caudal

Donde nadan tus hijos y crecen tus hijas

Abrazando tu rol, silenciado por las cosechas

Multiplicadas en el dolor de tu alma

América toda…

¿Dónde está tu dependiente independencia?

Depende de ti, sólo de ti encontrar tu camino,

liberar el dolor contenido y asumir tu rol humano

en todo el mosaico de tus manos laboriosas

del norte, centro, sur y mares adyacentes.

Sueña América mía, que tu amanecer

alumbrará caminos de una nueva era.

Y somos muchos quienes seguiremos las huellas

de tus hijas paridas al viento

cuales papalotes coloridos en cielos de primavera

América…

Si caemos en el camino

Por hambre, cansancio o sed

Tus manos aplacarán nuestro dolor

Al igual que dos siglos atrás…

Sobre los oscuros manantiales

(Jorge Marco)

Sobre los oscuros manantiales

-sombra del pasado-

cae la piedra del silencio,

y rompe las cadenas de la esclavitud,

y nutre las fértiles tierras del futuro.

 

América,

tierra indómita de rebeldes,

de mujeres,

de Independencia.

 

Sobre tus oscuros manantiales

cae la piedra del silencio.

   A_las esclavas miserables por su libertad

(Magdalena Díaz Hernández)

Hija de la tiranía ¿cuál es tu independencia?

La libertad.

¿Pero cuál libertad? ¿la de tu amo, la de la tiranía, la del abuso?

Infame de nacimiento, sin mérito, ni virtud ¿donde está ahora tu lugar?

No eres ni de aquí, ni de allá.

¿Olvidaste tus orígenes? Raíz olvidada, busca tu patria, tu nación.

Aprovecha la revuelta, la rebelión, la confusión. Conoces las tácticas: huye.

¡Pobre miserable, infeliz y desgraciada!

No es tu esclavitud, es la suya. No es tu amo, es el suyo. No es tu familia, es la suya.

Sus cadenas son otras, las tuyas siguen ahí.

Huye. Solo así podrás encontrar el camino hacia la independencia.

Las mujeres saben callar

(Felipe Vargas Herrera)

Olvidadas, alejadas de la colectiva memoria

Es el pago de Chile dirían por ahí

Entre celebración y celebración relegadas por la euforia

Bellas dieron a luz la independencia, desde su matriz.

 

Muy pocas veces, solo las ilustres mencionamos

Madres de la patria, ¡ya lo dijeron ayer!

Doña Javiera, nombre por los Carrera honrado

Primorosas manos primera bandera tuvieron que hacer.

 

Y de la señora Jaraquemada

De su bravura y ternura, mucho podríamos hablar

A los realistas, a los españoles les fue hostil

Supo defender a aquel que engrandecería el país.

 

Pero por sobre todo no olvido mencionar

El guerrillero independentista se ha de acordar

No solo paseos y bailes por la Chimba

También aquellas que no lo delatarían jamás.

 

Su audacia, con Rodríguez, iba a la par

Sus salones se prestaban a reunión y revolución

A los espías fortalecieron y supieron ayudar

Sin ellas donde estaríamos, pienso yo

 

Al paso de la sombra, borraron la huella

A la pregunta dieron muda respuesta

En casa, carretera o en exilio

Callaron

Y la libertad creció, por ella y ella la que no habló.

Fugas

(Nancy Ayala Tamayo)

Hoy amanecí sin voz o tal vez pensativa.

Por eso decidí escribir acerca de las mujeres locas

no de sus maridos, amantes, sus hijos y sus casas.

Han preferido quemarse en el fuego de la historia.

 

Ya saben ustedes todo sobre lo que crepita.

Llamas devoradoras vestidas de amarillo y rojo fuego

ave fénix imprecisa, temblorosa aún, expuesta.

Excepción posible en la implosión de la ceniza.

 

Se vistieron de  rojas camisas y guerreras.

Se exiliaron de  sus senos y sus vientres

aprendiendo de la nada artilugios por ellas conocidos.

Más allá de los mares probando hasta dónde sus huellas.

 

No estoy hablando de heroínas y sus glorias.

Por donde he ido casi ningún monumento

alejadas del pulular de los machos y la muerte.

Buscando fugas y andantes sugieren mejores gestas.

 

Desearon una nueva canción de cuna.

Luego de haber oído la última de ellas se levantaron

Dolores, la Generala, la Pola, Anita, todas ellas.

Desde arriba del mundo un lanzapiedras duda.

Mujer Latina

(Federico Martín Bones)

¿Qué es una hembra latina?

Yo necesito saber

¿Será correcto ser hembra?

¿O más correcto es mujer?

 

Desde arriba y hasta abajo,

De Brasil hasta el Perú

La montaña y la planicie

El mar y la meseta

Rugen y soplan y hablan

De sus montañas y sus valles

Y sus mares

latinos

 

Es dedicada y paciente

Está furiosa también

Pues las entrañas le pujan

Porque se sabe mujer

Latina

 

En la latina se esconden mil misterios y uno más

Hay mariquitas graciosas

Y valientes juanas, poderosas felicitas

Y siervas y marías

Vírgenes negras; esclavas blancas

Latinas

Saber a una latina

Es tarea inalcanzable

 

Debiéramos, como niños, preguntar y preguntar

¿Qué es latino?

¿Qué es una mujer?

Mas ganadas estas batallas, aún queda la última

¿Qué es una mujer latina?

Mujeres Latinas

(Eugenia Elizondo)

Palabras que sangran

palabras que duelen

palabras que matan

 

sangran             duelen               y matan

serán las palabras que griten nuestros nombres

 

m u j e r e s

 

mujeres latinas

 

ni olvido                            ni silencio

ni castigo

 

levántate mujer que ya es la hora

sola quizás te pierdas…

juntas haremos una guerra

y

 

¡ v e n c e r e m o s ¡

Anhelo de Mujer

(José Alejandro Núñez García)

Hoy me transporté a otro punto en la historia,

A aquel pasado de anhelo de libertad,

Allá donde se dejaban las primeras huellas de independencia.

Independencia y emancipación con violencia.

 

Esta época me cegó de mujer

Pues la mujer no era mujer.

Solo vi pocas fieras en un mundo macho

Unas cuantas gotas de la lluvia femenil.

 

Avancé y vi anhelos incumplidos

Y me sentí tal como preso perpetuo ante el pasado.

Sin embargo, las femeninas lluvias aumentaron

Y varias gotas se convirtieron en femenil granizo.

 

Aparecieron las que ahora llamo mujeres

Como heroínas que hasta hoy hacen historia,

Pero supe de otras vidas borradas por el tiempo:

Algunas damas que hicieron historia en el viento.

 

La independencia no mató a la exclusión femenina

Y la mujer aún debe pelear la vida.

El mundo está sediento de obra femenina

Y hombres y mujeres debemos darle de beber

Caderas

(Cecilia Olga Mancilla Sánchez)

De piernas firmes

y anchas caderas, habla está tierra

De puntillas indica el sur

Latinidad que acá habita

Heredera de nuevos ojos

mujer deshazte el pantalón occidental

Vuelvan osados vestidos de colores

acuérdate como baila el viento en tus polleras

De piernas firmes con pie delicado

vuelvan tus manos a esta tierra

Quiero volver oír tu canto

con la alegría de pies descalzos

Ven con tu hombre y hazlo bailar

la danza del agua, pura del cielo

En las anchas caderas, se anida el futuro

trae niños latinos, de tierra y viento

De selva Amazonia

mente virgen y silvestre

De cordillera, alba tranquilidad

indican el futuro de la humanidad.

Pachamama

(Anna Laing )

Pushed beyond the uncomfortable fray

To the unravelling of the known

Beyond the objects that define my being

Beyond the spaces that define my time

Falling heart over head into her embrace

Wilderness

That which Man raises war against

Violence against the more-than-human

 

Severing the veins that nourish, that bind

Bodies seeking her welcome chaos

Content not to solve this convoluted puzzle

That which Man left inconceivable

Drumming, drumming. Her beat eternal

Mama Pacha

Subordinated by the Reason of Man

She embodies the more-than-human

Home

(Sarah Bennison)

Between the sharp, imposing peaks you call home

You taught me about life

Existence.

About trust

Friendship

Sisterhood

Sharing words while you clung to this stranger’s hand

This “vision of happiness”

Behind your doors you endured; which of you didn’t?

Brandished yourselves fools

The Truth: it’s in our children’s eyes

Every mother, every woman

Is burdened.

Fuera de la casa

(Laura May Webb)

You saw me at home,

Ama de casa.

You studied and worked;

My work was raising you.

I asked you to be careful,

Not to get involved.

You thought I knew nothing,

They thought you knew too much.

 

Did you know it was I?

I who searched for you?

Did you know I never stopped?

I stood up.

I grew taller.  I marched.

Straight out of our home,

Out of all that I knew.

I marched with women like me;

I marched for you, to you.

 

And I could never go back.

And you never came back.

And I am stronger, and weaker

Than ever before.

Analogía larga y general chilensis, con sus personajes, ciudades, folclor y valores patrios

(Jorge Santos)

1

Voy contando una historia,

De un país maravilloso.

Es Chile, con ostentoria,

Y que suene fabuloso.

2

Dios creó las montañas,

Al terminar el mundo.

Los rotos y sus calañas,

Y los patrones de fundo.

3

Chile pal’ lao’ que lo miren,

Tiene mares y cordilleras.

Moais para que admiren,

Los ríos y sus laderas.

4

Faja larga y angosta,

Que muestra la geografía.

Por sus playas en la costa,

Citando a la biografía.

5

Existen variados personajes,

Registrados en la memoria.

Que vivían en los hospedajes,

Según como dicta la historia.

6

Tenemos al hojalatero:

Experto en fierros y latas.

Que armaba los regaderos,

Y unas ollas muy baratas.

7

Por el norte, allá en la faena,

Está el trabajador del salitre.

En las minas de María Elena,

Que no necesitaba pupitre.

8

Por el mar, el huaso costino,

También el cordillerano.

Nacional, y el rancagüino,

Trabajando por el verano.

9

Con la entereza del gañán,

El peón y el inquilino;

Y con su gracia de tulipán,

No faltaba el clandestino.

10

Bajando por las montañas.

Me encontré con los arrieros.

Que cultivaban sus cizañas,

Como buenos carreteros.

11

Navegando las grandes costas,

Vi buzos y mariscadores.

Me invitaron a las ostras,

Y a servirme caracoles.

12

Conociendo allá en Chiloé,

Descubrí a unos loberos.

Que me dijeron: ¿Quién es usté’?.

Qué anda en ese velero.

13

Me dejaron sin contestarle,

Al gran cazador de ballenas.

Me dijo, voy a observarle,

Para comer las alacenas.

14

Conocí a un caballero,

Que se decía estibador.

En sus tiempo, ovejero,

Y ducho de esquilador.

15

Fui caminando en ciudades,

Para buscar los fruteros.

Celebrando en tijerales:

¡Con todos los temporeros!.

16

Entre curantos y sopaipillas,

Gritaba fuerte el motero.

Se acabaron las estampillas,

Que retrataban al heladero.

17

Gritando boche en Talagante,

Vendían dulces los barquilleros.

Con su carrito adelante,

Como marchan los maniceros.

18

Por VICTORIA, se conocen,

Los grandes suplementeros.

Con tal que no se enojen,

Si les digo: Pregoneros.

19

Por todas las lindas plazas,

Donde juegan con las pelotas.

Con la belleza de las casas,

Se lucen los lustrabotas.

20

Para aplacar el calor,

Llamábamos al lechero.

Del campo y todo su valor,

Como un alegre dulcero.

21

En todo Chile es famoso,

El muy listo panadero.

Con el pan, que es fibroso,

Que lo vende el carretero.

22

(Impostando la voz de curado)

Para pasar la borrachera,

Hay que ir donde el heladero.

Y olvidarse la chichera,

Con la alegría del chinchinero.

23

Siguiendo la ruta de Aysén,

Para sacar lana de oveja.

Me quedé con la prosa en Purén,

Tejiéndome una madeja.

24

Rumbo al Norte hacía calor,

Por el desierto de Atacama.

Así que me armé de valor,

Y me fui corriendo a Calama.

25

Tenemos muy grandes poetas,

Con ustedes: Nicanor Parra.

Por Santiago y sus violetas,

Cuando hacíamos la cimarra.

26

Me vine por la zona austral.

Por donde el perro y sus amos.

Para pasar por Gabriela Mistral,

¡Último trago, y nos vamos!.

27

Me encontré con Santos Vega,

Un eximio payador.

Que retrataba por su pena,

Con el alma del cantor.

28

Porque el escribir poesías,

Como el gran Vicente Huidobro.

Exige grandes alegorías,

Y aún así, yo no lo logro.

29

Chile: es nación de poetas.

Versando, don Pablo Neruda.

Cantándole a las retretas:

¿O les cabe alguna duda?.

30

Porque Chile también me arropa,

Con toditas sus alegrías.

Versaba don Pablo de Rokha,

Mucho cuidado con Pamela Díaz.

31

Los Huasos que están al aguaite;

Cantan como el Martín Fierro.

(IMPOSTANDO LA VOZ DE DELINCUENTE)

También tienen su la’o flaite, (¡chi, guá, loco!)

Y bueno: ¡Hay que dar al cencerro.!

32

Estoy perdido en el cardo,

Por las laderas de Buin.

Don Bernardino Guajardo,

Y María Eugenia Larraín.

(Con tal que no haya un copuchento que le vaya con el chisme a Marcelo Ríos y a Iván Zamorano; esta todo bien. Porque si se enteran los dos grandes deportistas, de esa golpiza que me darían los dos juntos no me salva nadie. Por ultimo pongo al poeta Bernardino Guajardo de testigo que andábamos paseando nomás, a ver si me escapo, ja, ja, ja,).

33

El vate, don Carlos Pezoa Véliz,

Poeta del pueblo y los chilenos.

Brillante, como Isaac Albéniz,

De los bardos, entre los primeros.

Y DE LA PICARDIA FOLCLÓRICA, CHILENA Y CAMPESINA, ¡¡¡¡HUUUUUUUUUUUUUUUUIFAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!. NOS SALTAMOS AL LÍRICO ROMANTICISMO LITERARIO, DE LA POESIA UNIVERSAL MUNDIAL:

(¡¡¡¡¡MUSICA DE FONDO MAESTRO!!!!!!, ROMÁNTICA PARA LAS DAMAS POR FAVOR)

34

Como no cantarle a las damas,

Que en belleza, son primeras.

Encienden todas mis llamas,

Alegrándome mis primaveras.

35

Las poesías son las musas,

Y les dedico mis amores.

Cantando mis notas difusas:

Con “La pérgora de las flores”.

Y DEL LÍRICO ROMANTICISMO LITERARIO, DE LA POESIA UNIVERSAL MUNDIAL: NOS VOLVEMOS AL CAMPO CHILENO, CUANDO LOS FOLCLORISTAS CANTAN LA CUECA Y NOS GRITAN:

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡VUEEEEEEELTAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!

Y COMO DIJO DON FRANCISCO: ¡¡¡¡QUE VENGAN LAS MODELOS!!!!!!!

36

Aplaudamos sus aspavientos,

Y yo cito al diccionario,

De doña Adriana Barrientos:

Nuestra chica de calendario.

37

Muy voluptuosa y linda ella,

Y fina como un colibrí.

Hermosa y real doncella,

Es nuestra Marlen Olivarí.

38

(Impostando la voz del curado)

¡¡¡¡¡¡Vamos por los moscateles!!!!!.

Por las noches, con sus cantos.

¿Qué les parecen a ustedes,

Denisse y Daniella Campos?.

(No quisieron venir las niñas, por más que las llamÉ pero bueno, ellas se lo pierden ja, ja, ja,)

39

No puedo dejar de bailar,

La cueca, el vals y las tonadas.

Que determinan su reinar,

Del salón, al campo en ramadas.

40

Por el lado de Valparaíso,

Bailan la cueca arrabalera.

Era todo un paraíso,

De proa, a la empinadera.

41

Hago un alto en el camino,

Y yo le canto a mi patriota.

De las uvas, en racimo;

Para bailar cueca chilota.

42

¿Escuchan el canto urbano?

A cargo de Víctor Jara.

No es folclor cordillerano:

¿A ver, quién se lo para?

43

Nunca gritaron los pulentos,

Así como el negro africano.

En la pelea, dan los tormentos,

De Tito Fernández, el temucano.

44

En el suelo lo dejaron,

A mi socio, el guatón Loyola.

Con los golpes lo tiraron,

Y lo dejaron pa’ la historia.

45

Al cantar de Violeta Parra,

Y también los Huasos Quincheros.

Famosos por la guitarra,

Y del folclor: grandes chinchineros.

46

Con vino y con chacolí,

Me gusta oír a “Los Jaivas”.

Con chicha de Curacaví,

Para que tú no decaigas.

47

Porque son grandes musicales,

Los temas de “Los Prisioneros”.

De la protesta, en arrabales,

Y en el rock, fueron primeros.

48

“….¡Alza tu cerveza, brinda por la libertad/, ve y vente de fiesta/ que el infierno es este bar…!” (Fragmento de la canción: “La posada de los muertos” del grupo español de heave metal “Mago de oz”).

ESTE VERSO QUE VIENE A CONTINUACION, ES ENTERAMENTE PERSONAL, Y LO VOY A DECIR COMO UNA NOTA MIA, CON EL PERMISO DE TODOS LOS PRESENTES, PORQUE DE LA BELLEZA DEL FOLCLOR DE TODO CHILE, LOS INVITO A VIAJAR HACIA ESPAÑA POR MEDIO DEL HEAVE METAL:

Entre mis grupos favoritos,

Porque también yo ¡soy feroz.!

Ellos no suenan despacitos:

Me refiero a “Mago de oz.”.

49

La historia, ya nos relata,

Crudos sangrientos combates.

Donde el héroe nos delata,

Que a veces no hay empates.

50

La ruta de los Carrera,

Y don Pedro de Valdivia.

Ellos no tenían barrera,

Y nos daban mucha envidia.

51

A los valientes de Antuco,

Los conocí andando en barco.

Que me llevó hasta Temuco,

Y la provincia de Arauco.

52

De Perú, hasta guayaquil,

Se nublan los cimarrones.

Por el huaina de Til-Til,

Le cantaron los gorriones.

53

El chileno es muy especial,

Y único en el continente.

Tiene un humor celestial.

¡A su orden, mi teniente!

54

Como no voy a contar,

De la patria, sus mitologías.

Si salimos a montar,

De cuentos y alegorías.

55

Tenemos juergas religiosas

Por el norte y Maturana.

Con sus prácticas contagiosas,

En la Fiesta de la Tirana.

56

Y zumbaba la gran pelota,

Que lanzaba Marcelo Ríos.

Como Viña y la gaviota,

Que me daban escalofríos.

57

Los personajes nacionales:

Con los goles de Iván Zamorano.

Llenan campos municipales,

Para alegrarnos con el verano.

58

No puedo dejar sin jugar,

Al delantero, Marcelo Salas.

Tuvo ganado su lugar

Son bien merecidas sus famas.

59

No puedo dejar de recitar,

A todas las razas de Chile.

Y así, ponerme a rimar

Con indios y estoriles.

60

FINAL:

Para terminar este entuerto,

Ya les dije de donde soy;

¡Cantando en la más perro muerto!.

¡Paso a cobrar, y me voy!.

 

‘All you people are Juaristas’: women and Mexican revolution on film

By Stephanie Fuller (PhD student, University of East Anglia) http://eastanglia.academia.edu/StephanieFuller

I’m in the process of writing my thesis on representations of the US-Mexico border in 1950s Hollywood film.  Several of the movies I am writing about are set during periods of revolutionary upheaval in Mexico, either the uprising against French Emperor Maximilian or the Revolution of 1910 (which needless to say can often become conflated in films to become a kind of hazy ahistorical revolutionary Mexican past).  I was struck by the role of Mexican women in two of the films in particular, Vera Cruz (Robert Aldrich, 1954) and Border River (George Sherman, 1954).

Compared to their American counterparts in other westerns from this period, these Mexican women are afforded a striking level of political knowledge, action and significance within the narratives.  Take The Searchers (John Ford, 1956) in which all of the American women are murdered or kidnapped.  And less dramatically, in movies such as Rio Grande (John Ford, 1950), The Man from Laramie (Anthony Mann, 1955) and Rio Bravo (Howard Hawks, 1959), American women only play passive roles, waiting for men to take care of business and unable to act themselves.

For the Mexican women the situation is very different.  In Vera Cruz, Nina (Sara Montiel) works undercover as a Juarista agent, gathering information and funds for the rebellion.  She plays an instrumental role in the Juarista victory over the French oppressors, persuading American soldier Ben Trane (Gary Cooper) to side with the Mexicans in battle.  After spending the entire movie conspiring to steal gold from the French, when he eventually does get his hands on the bullion, Nina persuades Trane to donate it all to the Juarista cause.

Similarly, for Border River, Carmelita Carias (Yvonne de Carlo) plays a key narrative role.  Occupying an active position within the community as bar owner, she saves the male lead General Mattson (Joel McCrea) from certain death on several occasions, and even leaves her frilly dresses at home to ride to his rescue in breeches at one point.  Her political awakening comes part way through the movie, as the painful memory of her father and brother, who died fighting for Mexican independence prompts her to act to secure the return of Mexican land stolen by a maniac General Calleja (Pedro Armendaríz) to the Juarista cause.

I think the reason that these female characters become so strong and politicized in these two films in ways that American characters are not, is precisely because of their Mexicanness (although the fact that Yvonne de Carlo was a Canadian national does of course complicate this).  Throughout 1950s Hollywood movies, Mexico is persistently imagined as an intrinsically political place.  From Viva Zapata! (Elia Kazan, 1952) through The Treasure of Pancho Villa (George Sherman, 1955),  They Came to Cordura (Robert Rossen, 1959) and Salt of the Earth (Herbert Biberman, 1954), Mexican terrain becomes radical and revolutionary, and Mexican characters are also imbued with these qualities (and it’s also no coincidence that most of the directors of these films were outspoken leftists).  For the Mexican women in these films, their Mexicanidad overrides the traditional female roles associated with movies of these genres.

Vera Cruz and Border River are both relatively minor movies, and examples of the types of film that rarely receive critical attention.  But they reveal interesting details about the way in which Mexican women were understood in the United States in the 1950s.  Not just passive objects of desire for the films’ American heroes, through their Mexican heritage, these women become politically conscious and take leading roles in revolutionary activity.

Pictures
Picture 1. Nina explains her political commitment to the Juarista cause in Vera Cruz.  Ben Trane is not surprised, replying ‘all you people are Juaristas.’
Picture 2. Carmelita’s political inspiration comes from the memory of her father and brother who died fighting for Mexican independence.

 

‘La paz que Policarpa soñó’ de Patricia Díaz

Es un martes, 9 de abril del 2013 en Bogotá, un día soleado de cielos despejados. He decidido unirme a la gran Marcha Patriótica que se ha organizado para esta fecha por el movimiento político y social del mismo nombre sin saber lo que me espera. Algunos amigos me han comentado escépticos que este evento no cambiará la situación en Colombia. Son sesenta años de violencia civil, de una guerra continua que ha desangrado, gota a gota, con sus cinco millones de muertos al país y la promesa una vez más de que las conversaciones que se están llevando a cabo en este momento en la Habana entre las FARC, la guerrilla más antigua del continente, y el gobierno  concluyan en un acuerdo bilateral que ponga fin a la guerra. ¿Será este evento el comienzo del fin de la violencia?, me pregunto mientras veo desfilar por las calles del centro de Bogotá a miles de colombianos (se calcula que casi un millón acudieron) de las más diversas proveniencias, gentes que llevan viajando días enteros hacia la capital, ciudadanos de las cuatro esquinas del país, trabajadores capitalinos, estudiantes, obreros, campesinos, indígenas, afrocolombianos y muchos jóvenes, vistiendo camisetas blancas y portando también banderas blancas sobre las que resalta la imagen de un Simón Bolívar desnudo, cabalgando intrépido en su caballo, enarbolando la bandera amarillo, azul y roja, tomada de una famosa escultura del colombiano Arenas Betancourt que adorna la plaza de Pereira, una pequeña ciudad en el centro del país. Debajo de esta imagen tan peculiar, se lee inscrita la frase, POR LA SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA.

Y así empiezo a notar la referencia continua al  pasado histórico  que da origen a nuestro presente y que observaré el resto del día al ver pasar a los manifestantes en su camino hacia la plaza de Bolívar donde se reunirán con el alcalde de la ciudad, el ex-miembro del movimiento guerrillero M-19, Gustavo Petro, el presidente Juan Manuel Santos y la ex-diputada y negociadora del intercambio humanitario con las FARC, Piedad Córdoba. Es como si lo simbólico hubiese redimido la memoria ancestral obliterada por la violencia y por primera vez desde las guerras de independencia contra España, recobrara su legitimidad y su programa original: los colombianos necesitamos recuperar nuestra identidad de nación, unirnos en un projecto total por lograr un acuerdo que nos permita existir como nación, que garantice la gobernabilidad de un estado elegido democráticamente, que consienta salir de la pobreza a un 34% de la población, que ofrezca oportunidades a la nuevas generaciones de colombianos que piden a gritos trabajo, educación, salud. Es como si la Primera Independencia hubiese sido el proyecto fallido de las castas coloniales y posteriormente de la burguesía neocolonialista y neoliberal al no proveer las condiciones de vida  y de gobernabilidad a un pueblo, rico en enormes posibilidades pero sumido en el atraso del subdesarrollo, en las cuales el proyecto de la guerrilla no hubiese tenido viabilidad (esta hubiese sido la manera más directa de hacerla redundante).

Quizá lo diferente que estamos viviendo en este momento, es que el cambio proviene de los ciudadanos, de la base, desde esa palabra tan temida por tantos gobernantes y tan mal interpretada por derechas e izquierdas: desde el pueblo. No es gratuito que uno de los lemas favoritos estampado en las camisetas de los manifestantes sea el de PODER CIUDADANO. Tan simple como eso, lo que las mujeres y hombres colombianos quieren es que su voto en las elecciones no sea solo contado para elegir un candidato y un partido político pero para representar una posición ética y moral significativa en los acuerdos que manejan la vida nacional. Ese poder ha sido burlado, abusado y corrupto y necesitamos parar esa carrera hacia el abismo porque no se requiere haber ido a la universidad para entender que el caos social no beneficia a nadie. Por el contrario, ha impedido que Colombia se desarrolle como nación en el mundo, con todo el potencial humano y la riqueza natural que la haría una nación próspera y significativa en el planeta.

Esa riqueza la tenemos; “la franja amarilla” a la que se refiere el escritor William Ospina, visualizada en el color amarillo en la bandera nacional y que representa “nuestro oro”, nuestra diversidad, no solo en recursos naturales sino étnica y cultural. Bastaba dar una mirada a las fisionomías de los manifestantes que desfilaban para darse cuenta de qué tan rica es ésta diversidad, desde las comunidades negras  que pasaban tocando sus flautas de millo y sus tambores o bailando sus contradanzas chocoanas a los indígenas paeces enarbolando los bastones de mando que le dan voz y voto a la minga, su forma de gobierno comunal.

En esa misma calle principal conocida como la Séptima que conduce  la plaza de Bolívar, cayó abatido por las balas  hace 64 años, en la misma fecha del 9 de Abril, Jorge Eliécer Gaitán, el líder popular que había entendido que el único camino para gobernar era la inclusión de toda esta diversidad que hace de Colombia un país único. Hoy, su voz distintiva y cadenciosa es transmitida por altoparlantes a los manifestantes, esa voz que una vez fue escuchada atentamente por las muchedumbres de nuestros padres y en esta fecha recordada por los viejos liberales que custodian con celo los ramos de flores en el lugar exacto donde cayó asesinado el líder. Ellos como nosotros, saben que lo que Gaitán decía era una verdad tan desnuda como el Libertador de Arenas: que no hay país si no se distribuye la riqueza entre todos sus ciudadanos. Durante la marcha, la alcaldía repartió miles de CDs con los discursos de Gaitán para que los ciudadanos sigamos recordando que sí es posible lograr articular las aspiraciones y los sueños de los que trabajan la tierra o de los laboran en las fábricas, de los maestros que enseñan a la primera infancia o de los estudiantes universitarios.

Con el asesinato de Gaitán en 1948 empezó la pesadilla de lo que se ha conocido como “la violencia” que no fue sino la continuación de las cuentas pendientes que quedaron de la primera Independencia, es decir de las guerras por el poder y la riqueza, una vez que España hubo salido del escenario. En 1817, en esta misma plaza de Bolívar, antes llamada la plaza Mayor,  fue fusilada una mujer de 21 años, Policarpa Salavarrieta, considerada una “terrorista” de la época por realizar actos de espionaje en contra de la corona Española y abiertamente oponerse a ser súbdita del rey: subió desafiante al patíbulo con sus compañeros y el mito la transformó en la mujer que representa todas las mujeres de la época y aunque nadie sabe a ciencia cierta cómo era físicamente, su imagen criolla ha sido pintada y reproducida durante doscientos años en un esfuerzo por mantener viva su memoria.

Percibo finalmente que el momento histórico pasado alcanza la dimensión del presente, al ver entre la multitud a una joven portando una pancarta con la imagen de una de las tantas versiones de la Pola y en la que se lee, POR LA PAZ QUE SOÑO POLICARPA SALAVARRIETA. Me acerco y le pido permiso para tomarle una foto. Ella sonríe tímidamente como dando a entender que ha cumplido su misión portando en sus brazos por kilómetros el mensaje que ella escogió para ese día. ¿Pero cuál es la paz que ella sueña, que la Pola soñó y la que hoy soñamos tantas mujeres colombianas? La paz de saber que parimos hijos que tengan futuro, que de las nuevas generaciones puedan salir premios Nobels de la ciencia y del arte, deportistas que ganen medallas en las Olimpíadas, genios de la administración y los negocios que sepan explotar esa  bendición de riqueza natural que es Colombia y proteger sus aguas y su medio ambiente. Filósofos y políticos humanistas que estén dispuestos a incorporar las cosmogonías indígenas, la heterogeneidad de las culturas afrocolombianas y el pensamiento innovador del hombre y la mujer latinoamericano en sus manifiestos y su forma de legislar. Maestros espirituales que puedan inculcar en sus creyentes y en la sociedad el respeto profundo por el cuerpo de la mujer. Soñamos que nuestras hijas no sean víctimas de la violencia de género, de la violación y de la orfandad de la guerra.

Qué las mujeres que escogen tener hijos, lo hagan sin el temor de la incertidumbre del futuro sobre todo si son mujeres cabeza de familia. Qué las ancianas puedan descansar en su vejez y no seguir rebuscando el pan de cada día para sus nietos. Qué una joven pueda andar tranquila en una gran ciudad de noche sintiéndose segura y no amenazada por el entorno. Parecería un milagro lo que pedimos pero como enfatiza William Ospina en el texto ya citado y recordando las palabras de Voltaire sobre los hombres de su tiempo: “Necesitaban milagros: los hicieron”.

Patricia Díaz

Londres, Mayo 14 del 2013

Obra citada:

Ospina William, ¿Dónde está la franja amarilla?, 2012, Random House Mondadori,

Concurso de Poesía / Poetry Competition

¿Le gusta escribir poesía? ¿Le interesa la historia y la literatura de las mujeres? ¿Le fascina el tema de las mujeres y la independencia en América Latina? Si es así ¿por qué no participa en nuestro concurso de poesía?

Los poemas deberían tratar del tema ‘Las Mujeres y la Independencia en América Latina’. Pueden escribirse en español, inglés o portugués. Pueden ser de cualquier forma, cortos o largos. La fecha límite para entregar los poemas es el 1 de junio de 2013.

Por favor manden sus poemas, como documentos Word adjuntos a un correo electrónico, a genderlatam@nottingham.ac.uk. Los poemas deberían ser firmados con un seudónimo al final del poema, y en la siguiente página del mismo archivo los poetas deberían escribir sus nombres completos y direcciones de correo electrónico. Los tres mejores poemas se publicarán en nuestro sitio web. Sus autores recibirán certificados de primer, segundo y tercer lugar.

Se puede encontrar más información en http://www.genderlatam.org.uk/genderlatam/poetry-competition.aspx

Do you have a flair for writing poetry? Are you interested in women’s history and literature? Does the theme of women and independence in Latin America fascinate you? If so, why not enter our poetry competition?

Poems should be written on the subject of ‘Women and Independence in Latin America’ and can be in Spanish, Portuguese or English. They can be of any length and form. The closing date for the competition is 1 June  2013.

Please send your entries, as word attachments, to genderlatam@nottingham.ac.uk. The poems should be signed with a pseudonym at the end of the poem. On the following page of the word document, the poets should write their full names and email addresses. The best three poems will be published on our website. Their authors will receive first, second and third place certificates.

Further information can be found at http://www.genderlatam.org.uk/genderlatam/poetry-competition.aspx

Empowerment through Art/ Empoderamiento a través del arte

La exposición Empowerment through Art: Photography and Latin American Migrant Girls in London’ (‘Empoderamiento a través del arte: jóvenes inmigrantes latinoamericanas en Londres’)  se presentará en El New Art Exchange, Nottingham, entre el 8 de marzo y el 20 de abril 2013. La exposición, una exploración de las vidas y las perspectivas de un grupo de jóvenes latinoamericanas que viven en Londres, es de Pablo Allison en colaboración con Roxana Allison. Es fruto de una colaboración con el Servicio por los derechos de la Mujer Latinoamericana (LAWRS en sus siglas en inglés). Forme parte de nuestro proyecto ‘Women and Independence in Latin America’ (‘Las Mujeres y la Independencia en América Latina). Cuenta con el apoyo de la Universidad de Nottingham y el AHRC (Arts and Humanities Research Council).

The exhibition ‘Empowerment through Art: Photography and Latin American Migrant Girls in London’ will take place at the New Art Exchange, Nottingham, between 8 March and 20 April 2013. The exhibition, which explores the lives and perspectives of a group of young Latin American women living in London, is by Pablo Allison in collaboration with Roxana Allison. It is the fruit of collaboration with the Latin American Women’s Rights Service (LAWRS). It is part of our ‘Women and Independence in Latin America’ Project and is supported by the University of Nottingham and the AHRC (Arts and Humanities Research Council).

Hay un nuevo post en el blog ‘Movimientos Guerrilleros y Empoderamiento Femenino’. Este blog examina el papel de las mujeres en movimientos guerrilleros y de resistencia en Europa y Latinoamérica. Su autor escribe sobre Anna Betoulinsky (Ana Marly), la cantante y bailarina que en 1941 compuso, junto con un miembro de la resistencia francesa, la canción antifascista, La complainte du partisan (La Endecha del Partisano)

There is a new post on the blog ‘Movimientos Guerrilleros y Empoderamiento Femenino’ (Guerrilla Movements and Female Empowerment), which examines the role of women in guerrilla/resistance movements in Europe and Latin America. Its author writes about Anna Betoulinsky (Ana Marly), the singer and dancer who in 1941 composed, together with a member of the French resistance, the antifascist song La complainte du partisan (The Partisan’s Lament).

Nuevo Blog sobre el Proyecto Libertadoras de LAWRS / New Blog about the LAWRS Libertadoras Project

Entre junio y noviembre de 2012, un grupo de jóvenes latinoamericanas que viven en Londres participaron en un proyecto de teatro y otro de fotografía. Los proyectos fueron coordinados por el Latin American Women’s Rights Service (LAWRS – Servicio por los Derechos de la Mujer Latinoamericana) con la colaboración y el apoyo de las universidades de Nottingham y Edimburgo. Los temas centrales de los  proyectos fueron  la independencia, la libertad y los retos que las mujeres latinoamericanas afrontan en el presente y los que han afrontado en el pasado. Ahora hay un nuevo blog en nuestra red blog que contiene muchos escritos, videos y fotografías sobre este proyecto.

Between June and November 2012, a group of young Latin American Women living in London took part in a drama project and a photography project. The projects were coordinated by the Latin American Women’s Rights Service (LAWRS) with the collaboration and support of the universities of Nottingham and Edinburgh. The central themes of the two projects were independence, freedom and the past and future challenges faced by Latin American women.Now there is a new blog in our network which contains comments, videos and photographs relating to these projects.

Nuevo Blog de Catherine Davies/ New Blog by Catherine Davies

Nuestra Investigadora Principal, la profesora Catherine Davies, ahora tiene un blog en nuestra red. El blog de Catherine aborda el tema de las representaciones que se han hecho de las mujeres, con referencia especial a la época de las luchas independentistas en América Latina. Pere leerlo, haga clic aquí.

 

 

 

Our Principal Investigator, Professor Catherine Davies, now has a blog in our network. Catherine’s blog deals with the subject of the ways in which women have been represented, making special reference to the era of the independence struggles in Latin America. To read it, click here.

Fundación Casa de la Mujer Cabeza de Familia, San Gil

La Fundación Casa de la Mujer Cabeza de Familia de San Gil, Santander, Colombia, una ONG colombiana que trabaja por mujeres que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica y/o emociona tiene un nuevo sitio web. Para saber más sobre el trabajo crucial que hace esta ONG, haga clic aquí.

The Fundación Casa de la Mujer Cabeza de Familia (Foundation for Female Heads of Household), San Gil, a Colombian NGO which works with socioeconomically and emotionally vulnerable women, has a new website. To find out more about the crucial work carried out by this organisation, click here.